Elección de Artista

Katsushika Hokusai


Informe:

Exposición

Como grupo elegimos a Katsushika Hokusai. Nuestra idea fue intentar imitar su forma de trabajar a partir de los colores, la observación de la naturaleza y su obsesión por el dibujo desde una temprana edad. El resultado que obtuvimos dista de su capacidad de síntesis y prolijidad digna de gran parte del arte japones, pero al mismo tiempo notamos que parte de lo absorbido por el autor se reflejo en lo que intentamos plasmar. Más que nada en las formas, trazos y colores que se desconstruyeron en una obra que parecería estar mezclada con la paleta de colores de Van Gogh quien también se inspiro en Hokusai.







Encontramos muy inspirador un texto rescatado en palabras de Hokusai que nos habla de su camino como artista:

"From around the age of six I had the habit of sketching from life. I became an artist and from fifty on began producing works that won some reputation, but nothing I did before the age of seventy was worthy of attention. At seventy-three, I began to grasp the structures of birds and beasts, insects and fish, and of the way plants grow. If I go on trying, I will surely understand them still better by the time I am eighty-six, so that by ninety I will have penetrated to their essential nature. At one hundred, I may well have a positively divine understanding of them, while at one- hundred and thirty, forty, or more I will have reached the stage where every dot and every stroke I paint will be alive. May Heaven, that grants long life, give me the chance to prove that this is no lie."


"Desde los 6 años aproximadamente adquirí el habito de bosquejar inspirándome en la vida. Me convertí en artista y recién a mis 50 años comenze a realizar trabajos que ganaron cierta reputación, pero nada que haya echo antes llamaba mucho la atención. A mis 73 años, comenzé a aprovechar, comprender la estructura de los pajaros, bestias, insectos, y peces y la forma que las plantas crecían. Si continuo, seguramente entenderé mejor estos patrones a la edad de 86 años, así para cuando llegue a los 90 allá penetrado en la esencia de la naturaleza. A los 100 años, quizá pueda tener una divina posibilidad de entender todo esto, mientras que a mis 130 o 140, o más haya llegado al punto en que cada linea y punto que pinté este vivo. Pido al cielo que provea larga vida, me de esta posibilidad de probar que esto no es mentira."









Seguramente fue su deseo de prosperar casi desde una perspectiva científica conectada con lo divino lo que lo llevo a trascender en el tiempo y convertirse en uno de los artistas japoneses más importantes de la historia, sino el más importante. Sus obras marcaron un antes y un después en el arte. Su pasión desmedida, su infinita curiosidad, su entendimiento divino y sus miles y miles de horas de práctica dan cuenta de que Hokusai fue único. Nos deja este estamento entre otros, como con cierto grado de moraleja, y hasta quizá nostalgia. ¿Puede todo esto verse reflejado en su obra?

Comentarios

Entradas populares de este blog

Situación

Libertad y Responsabilidad